Una historia musical viva de los textos del programa radial “Musicofilia”

UNA HISTORIA MUSICAL VIVA DE LOS TEXTOS DEL PROGRAMA RADIAL “MUSICOFILIA

“Colombia tierra querida himno de fé y armonía cantemos,cantemos todos, grito de paz y alegría vivemos siempre vivemos, a nuestra patria querida tu suelo es una oración y es un canto de la vida”

En el año de 1912 nace el músico Bolivarense de mayor reconocimiento en el mundo, con un atributo especial “Museístico” como lo expresó el gran compositor Pierre Boulez, al referirse sobre dicho término .Puede marcarse el énfasis de esta expresión de Boulez en la gran obra musical de Lucho Bermudez , porque además de representar un territorio con sus costumbres y sus vivencias  a través de la  de la música, logra con gran capacidad, al combinar y desarrollar los más variados estilos e instintos  musicales del pasado.

Cumbias, fandangos, mapales, gaitas,pasillos, joropos, entre otros, son el resultado de una verdadera praxis hacia la llamada “Música Natural”, que integra a su vez  años de creación bajo un único epíteto,Nacionalismo

Dicho nacionalismo  lo condujo a  un ” Primitivismo puro”, que en nuestro contexto , significa hablar de retorno a las fuentes originales de la música popular del caribe y el folklor Colombiano. De esta manera nos vemos en la necesidad de agigantar la figura de Lucho Bermudez a medida que transcurre el tiempo, ya que la regresión a un origen la recrea con una progresión del mismo, haciendo que sus grandes composiciones e interpretaciones sean música para el Porvenir, logrando un conservadurismo musical que perfecciona la tradición.

Su virtuosismo y su forma individualista de búsqueda, lo llevan a ejercer una gran exaltación lírica de la materia popular, convirtiéndolo en un verdadero recolector con gusto,capacidad y objetivo, dispuesto  a una transformación poética-musical del material y sus estructuras, modelando una fuerza natural en su música, la cuál constituye una expresión instintiva en la sensibilidad musical de los colombianos. Este aspecto nacional se ha convertido en una verdadera energía productiva Colombianizada, que no podrá desaparecer, ella misma lo impide buscando formas para forjar el  camino que logre contextualizar un ecosistema musical propio, a través de la herencia de LUCHO BERMUDEZ, desde sus primeros años bajo la influencia del verdadero FOLKLOR, hasta el gran desarrollo orquestal de expresa actitud COSMOPOLITA.

En su inmenso recorrido descubre el tejido de melodías, ritmos y armonías de diversos orígenes, que invaden hermosas obras como: “Coqueteando” “Carmen de Bolivar” ” Colombia Tierra Querida” “El Minarete” “Huracán”  “Gaiteando” “Prende la Vela” “Fiesta de Negritos”, entre otras, que dan como resultado, verdaderos edificios ideológicos al gran estilo de grandes creadores, que lejos de aminorar el valor de la Música patria, la realzan, llevando a cabo un encuentro entre lo etnológico y lo mítico; lo popular y lo clásico; lo rural y lo urbano, con las más ancestrales formas de lo sagrado en costumbres ceremoniales de nuestra COLOMBIA.

Todo su arsenal de formas bailables es creado en una forma estílistica propia bajo la tutela “Folklórico-popular-estructurada”, del más ilustre de todos los Carmeros, LUCHO BERMUDEZ, porque toda la cadencia   de movimientos y emociones frágiles en su reconocida obra “Danza Negra”, es contrastada por una creatividad voraz, melódica y rítmica en la canción “Prende la Vela”, convirtiendo todo su repertorio en un frenético deseo de comparecencia.

El 23 de abril de 1994 fallece en la ciudad de Bogotá, pero nos deja un alma, su espíritu y todo un legado sin tiempos ni fronteras , como manifiesta en su artículo Jaime Andrés Monsalve ” Porque esa música, como ese suelo”, “ES UNA ORACIÓN Y ES UN CANTO DE LA VIDA”

El Ministerio de Cultura a declarado el 2012 como el año de LUCHO BERMUDEZ, pero esto no debe quedarse como un simple decreto, sino agregar una actitud de responsabilidad social de mantener, preservar y exaltar de manera activa y constante en  medios, instituciones educativas, movimientos artísticos de todo el territorio nacional, el valioso legado de LUCHO BERMUDEZ y sus creaciones.

En palabras de Roberto V. Raschela  me parece pertinente agregar muy respetuosamente el nombre de LUCHO BERMUDEZ a este elocuente texto.

” Moviéndose entre distintas opciones y soluciones, BARTOK , Haydn, Dvorák, entre otros grandes, permanecieron siempre fieles a su poética, cuya afirmación significaría también la concreción de un carácter, más que nacional, popular del arte, popular con el complejo sentido que BRECHT sabía dar a la palabra. Un arte donde “EL VOLVER HACIA ATRÁS” y el ” IR HACIA ADELANTE”, la progresión y la regresión Sartrianas, se encuentran en delicado y hondo equilibrio. Hasta que los límites entre la música popular y la culta queden borrados, y la música culta deje de llamarse así para volver al pueblo”

FERNANDO PABÓN.

Realizador: Programa Musicofilia

Envíenos un mensaje en WhatsApp